jueves, 23 de septiembre de 2010

0

El yelmo de Mambrino

El otro día en clase de 4º de ESO, haciendo un ejercicio sobre palabras homófonas, ya sabeis, las que suenan igual pero se escriben diferente, aparecieron dos términos que nadie conocía, huso y bacía. Intenté explicar a qué objetos se referían, los intenté dibujar en la pizarra, hablé de "Don Quijote" y de "la Bella Durmiente" y me encontré como un arqueólogo que intenta sacar a la superficie objetos ya desaparecidos... ¡ con qué rapidez está cambiando el lenguaje!

No hay comentarios: